La Barcelona más bohemia

Te proponemos descubrir algunos bares de la Barcelona modernista, donde Picasso, Casas, Rusiñol y otros artistas bohemios derrocharon creatividad entre copas de absenta, música y tertulias. Moverse en este ambiente y entrar en estos locales, es experimentar una mezcla de arte, historia y diversión en el ambiente especial de la vida nocturna de Barcelona. Una de las características de la modernidad era el momento de crear espacios únicos que pudiesen integrar todas las artes en la arquitectura espectacular. Descubrir la Barcelona más bohemia, implica salirse del tour más turístico de la cuidad y adentrarse en la Barcelona más artística, libre y bohemia. Esta propuesta nos permite compartir emociones, secretos y adrenalina con artistas actuales que se dan cita en los bares como han hecho sus compañeros de profesión durante más de un siglo. Entre dos copas, también entendemos mejor la compleja sociedad que, por lo general, supone uno de los momentos más intensos de la historia de Barcelona.
Algunos de estos locales son la Casa Almirall, el London Bar, el Café de l’Òpera, la Taverna Els Quatre Gats, El Paraigües o La Fira.
El barrio Gótico, casco antiguo de la ciudad, por la noche, libera su historia evocando la época romana y medieval. Pasear entre sus calles, imbuyéndonos de su ambiente, es, sin duda, un viaje íntimo y sensorial, que converge con el fenómeno de la ciudad y se cruza con la historia, el arte, la sociología y la cultura en general. La noche nos permite disfrutar de otra Barcelona y descubrir sus calles y plazas. Ciertos enclaves son algo tan mágico que no te lo puedes perder. La Rambla, un paseo por excelencia de Barcelona para descubrir la Plaça Reial, un lugar en la fragancia del siglo XVIII. Las huellas del pasado romano y medieval de la ciudad, donde se puede ver, entre la ciudad moderna actual, los vestigios de la antigua ciudad de Barcelona y su muralla, muy bien conservada. La arquitectura, creación y los misterios de los lugares que componen el Barrio Gótico de Barcelona. Te proponemos una ruta que aglutina todo lo que no te puedes perder en tu visita nocturna a la ciudad condal: La Rambla, Plaça Reial, Carrer Ferran, Santa Maria del Pi, la Catedral, el Palacio de la Generalitat de Catalunya, el Hotel de Ville, el barrio judío, la Plaça del Rei, la Plaça de Sant Felip Neri, la Via Laietana y, finalmente, un cóctel y vistas nocturnas de Barcelona, alguna de las fantásticas terrazas o miradores con las que cuentan los numerosos locales de la ciudad.
Barcelona es un enorme plató de cine. Camine con Pedro Almodóvar, Woody Allen o Manuel Huerga por los lugares más cinematográficos de la ciudad de Barcelona. Siga los pasos de los protagonistas de películas tan famosas como El perfume, Salvador, Todo sobre mi madre, Una casa de locos o Vicky, Cristina, Barcelona. Puedes explorar los lugares donde se filmaron escenas de películas que se han rodado en diferentes ubicaciones de la ciudad condal. Entre sus calles se han recreado todo tipo de ambientes y atmósferas. Combinar los lugares de interés turístico, con los lugares donde se rodaron nuestras escenas favoritas de películas bien conocidas, puede resultar muy divertido. Estos lugares, se han convertido en destacados enclaves turísticos, e incluso pueden visitase en grupo bajo las indicaciones de un guía que acompañará el recorrido con anécdotas de los actores, directores, puntos de rodaje y fotografías para ilustrar cada lugar de la escena vuestros propios comentarios. Algunas de las películas más famosas que se han rodado en Barcelona son la oscarizada Todo sobre mi madre, de Pedro Almodóvar, donde vemos el momumento a Cristobal Colon, la Plaça Portal de la Pau, el Templo Expiatorio la Sagrada Família, la Plaça de la Sagrada Família, el Palau de la Música Catalana, la calle Palau de la Música, la Casa del Gremi de Velers, la Casa Ramos, la Plaça Lesseps, el Teatre Tívoli, el Carrer de les Caputxes, el cementerio de Montjuïc, el Hospital del Mar o la Plaça del Duc de Medinaceli. Otra película que nos brinda escenarios de ciudad es Salvador, del director Manuel Huerga, donde aparecen el barrio Gótico, la Universidad de Barcelona, la prisión Modelo y el cementerio de Montjuïc. En El Perfume, basada en la novela de Jean-Baptiste Grenouille, las calles, las plazas y los edificios del Barri Gòtic recrean el París del siglo XVIII. Woody Allen, nos ofrece en Vicky, Cristina, Barcelona, unas localizaciones cuidadosamente elegidas de los lugares emblemáticos de la capital catalana como el aeropuerto del Prat, el Puerto Olímpico, el Paseo Colon, la Vía Laietana, la Iglesia de Santa María del Mar, el Museo Picasso, la Iglesia de Betlem y la entrada del Mercat de la Boquería, entre otros.